Intente comer solo el almuerzo y la cena – Perder peso

Intente comer solo el almuerzo y la cena. La mayoría de las personas encontrarán que el almuerzo y la cena son dos comidas diarias que podrían estructurar y administrar. Simplemente no comas a primera hora de la mañana, a pesar de que te han dicho innumerables veces que el desayuno es la comida más importante del día. Comience el día con un té o café y espere unas horas hasta su almuerzo.

Comer en exceso con solo dos comidas diarias es un desafío. Siempre y cuando no comas comidas chatarra todo el tiempo, deberías poder mantener tu consumo dentro de un rango razonable. Cuando come dos comidas diarias, significa que hay una cantidad significativa de tiempo durante el día cuando no está comiendo nada. Entre el almuerzo y la cena, o antes y después de esas comidas, su cuerpo se somete a un breve ayuno. Cada vez que pasa varias horas sin comer, a pesar de los impulsos, le está dando un respiro a su sistema digestivo.

Comer dos comidas al día Pregúntele a cualquiera que esté luchando con la pérdida de peso si ha tratado de comer solo dos comidas al día, sin nada en el medio. Si dicen que sí, haga un seguimiento para preguntar cuánto tiempo han estado intentando este estilo de alimentación.

Cualquiera que haya comido solo dos comidas al día durante un tiempo decente: al menos algunas semanas, habrá experimentado algún éxito en la pérdida de peso. Casi siempre, aquellos que luchan con su peso corporal nunca han intentado comer solo dos comidas al día. Si es así, habrían tropezado con una estrategia simple pero efectiva que funciona.

Si come porciones razonables durante sus dos comidas, no aumentará de peso. Y es muy probable que pierda esas libras de las que quiere deshacerse.

Darle una oportunidad.

Mantenlo liviano. Come despacio y bebe un vaso grande de agua con tu comida. Haga un seguimiento con la fruta: esto lo ayudará a mantenerse lleno sin comer en exceso.

Entonces, come en la cena. Después del trabajo en sus días de semana, o en las primeras horas de la tarde los fines de semana. No te acostarás hambriento de esta manera, y ‘solo lidiarás con el hambre leve por la mañana y ocasionalmente por las tardes’.